Residencias caninas y guarderías de mascotas

elegir residencia canina

Dudas sobre las Residencias caninas y Guarderías de mascotas

Si eres el feliz propietario de un perro es muy probable que en algún momento te hayas preguntado ¿Cómo saber elegir la Residencias caninas y guardería de mascotas más adecuada para mi perro?, y  en esta circunstancia necesites que te cuiden a tu mascota, si no puedes llevarla contigo, en vacaciones, fines de semana, puentes, imprevistos, causas laborales o familiares, etc.

Tal vez tengas a mano un miembro de tu familia, vecino o amigo que cuide de tu perro en tu ausencia, pero si este no es el caso, tienes la opción de contratar un servicio profesional de guardería de mascotas o residencia canina en tu localidad para este fin.

Últimamente han proliferado multitud de páginas web que ponen en contacto a dueños de perros con supuestos paseadores o cuidadores caninos sin ninguna experiencia laboral y/o preparación en el cuidado de mascotas, con el único fin de ganar dinero en sus ratos libres y saltándose a la torera el hecho de cotizar a la seguridad social, darse de alta en la actividad, pagar sus impuestos respectivos, carecer de seguro de R. Civil, desconocimiento de qué hacer en caso de enfermedad o accidente de la mascota que está a su cuidado, y así podemos seguir….

Como profesionales cuidadores caninos, no estamos en contra de que cualquier persona se busque un trabajo para vivir y obtener ingresos, faltaría más, pero como es obvio, estos supuestos cuidadores o paseadores de perros tienen que estar encuadrados en el correspondiente marco legal en el que obligatoriamente estamos las residencias caninas, guarderías de mascotas y centros caninos.

¡Deja a tu mascota sólo con profesionales caninos cualificados!

A continuación  transcribo este interesante e informativo artículo de i-perros que me parece acertado para ayudar a cualquier persona que tenga dudas sobre las residencias caninas y alojamientos para perros legales.

¿Cómo elegir la adecuada para tu perro?

A muchos dueños les da miedo dejar a su perro en una residencia canina. Piensan que su animal lo va pasar muy mal, echando mucho de menos a sus dueños. Se sienten culpables y piensan que cuando lo recoja este estará enfadado con ellos.

Lo que no entienden es que un perro vive el ahora no se martiriza mucho sobre el pasado y tampoco el futuro les preocupa mucho.

Por supuesto que quiere a sus dueños y que no se olvida de ellos pero si estos no están y él está en un sitio donde lo atiende bien: lo cuidan, le dan de comer y lo entretienen, él estará bien.

Por supuesto la estancia en una residencia para perros es un cambio para el perro y en un principio no se sentirá como en casa.

Pero si escoges la residencia canina adecuada para tu perro, después de los primeros días de adaptación este puede pasárselo pipa y tener la idea de que «está de vacaciones». Cuando vuelvas estará feliz de verte y de irse a casa contigo pero su estancia no le hará supuesto ningún trauma, al contrario.

¿Cuánto tiempo tarda el perro en adaptarse a la residencia canina?

Es muy difícil generalizar. Algunos perros están a gusto desde el primer día y otros tardan más. Es posible que el primer día no quieran comer o jugar mucho. No obstante, si la residencia es buena, todos los perros en un par de días ya están perfectamente adaptados. Se acostumbran rápidamente a la rutina diaria , la hora de la comida, del paseo, de la limpieza, etc.

Así que todo radica en saber escoger bien la residencia adecuada. Es conveniente visitar la residencia canina en la que piensas dejar a tu perro por lo menos una vez antes de tomar la decisión definitiva.

Esto te permitirá conocer a las personas que trabajan con los perros, las instalaciones que tiene el centro, su funcionamiento y el grado de higiene con el que cuenta, etc. Si te quedas convencido que has hecho una buena elección, te sentirás más tranquilo cuando dejes a tu perro y no pasarás ansiedad pensando en si estará bien atendido.

¿En qué tienes que fijarte para estar seguro que tu perro esté bien atendido?

Lo primero es preguntar si la residencia dispone de núcleo zoológico.

Es una licencia obligatoria para este tipo de negocio que nos asegura que la residencia es legal.

La concede el departamento de Bienestar y salud animal de cada Comunidad Autónoma.

Nos aseguran que las instalaciones se han considerado aptas para el uso al que se destinan.

En algunas comunidades (por desgracia no en todas) la licencia de núcleo zoológico obliga la residencia a someterse cada cierto tiempo a las inspecciones de los veterinarios de la región.

La construcción del centro canino

  • Debe permitir una buena ventilación y un buen intercambio de aire . La traqueobronquitis infecciosa canina es común en poblaciones confinadas, pero su incidencia es mucho menor cuando existe un buen intercambio de aire .
  • Si el centro se usa en invierno y en verano debe contar con calefacción
  • Las superficies no deben ser porosas ya que estas son difícil de limpiar y pueden albergar restos de orina y parásitos. Los suelos no deben de ser resbaladizos .
  • Un buen drenaje es importante ya que facilita la limpieza y si hay rejillas deben ser especiales con un diseño que dificulte que las patas se enganchen en ellas.
  • Deben disponer de un recinto grande al exterior donde poder soltar sacar al perro cada día.

Los caniles deben de ser individuales de manera en que no junten perros y así evitar posibles accidentes.

Algunos centros tienen jaulas dobles por si tú lo solicitas (por ejemplo si quieres dejar a tus 2 perros juntos).

Las jaulas deben de ser de aproximadamente de 6 metros cuadrados, el doble si son para compartir.

Un espacio de confinamiento demasiado pequeño es la primera causa de depresión en perros en residencia canina.

Asegúrate que las jaulas cuentan con sombra y un techo para resguardarse.

Como los perros son animales sociales, les gusta saber que no están solos y les gusta poder controlar su entorno, por eso, también es recomendable que desde su «habitación» puedan ver a los «compañeros» de los lados y saber cuándo se acercan los cuidadores. Pero también les gusta tener una zona en la que esconderse y apartarse para descansar, así que es importante que tengan una zona adecuada para ello.

Limpieza – Observa las condiciones de limpieza de las jaulas y de las instalaciones y no dudes en hacer preguntas: ¿Cuántas veces limpian los recintos?, ¿cuándo los limpian (no vale limpiarlas con el perro dentro)?, ¿cómo y con qué (no valen los manguerazos rápidos, las jaulas deben de estar correctamente desinfectadas)?

Pregunta por el agua y la comida. Tanto una como la otra deben ser suministradas de forma individual. Averigua cuántas veces se cambia el agua por día, si tu perro tendrá siempre agua limpia a su disposición, qué tipo de comida se suministra a los perros.

Hay cosas obvias como que todos los perros no pueden comer la misma comida: dependen de su tamaño, de su edad. Si no quieres cambiar a tu perro de dieta, muchas residencias te dejan traer el alimento que quieres que le den.

Paseos diarios – La residencia debe tener un terreno exterior donde el perro pueda salir. Este debe contar con zonas al sol y otras a la sombra. Pregunta por los horarios de paseo. ¿Cuántas veces lo saca? ¿Cuánto tiempo? ¿Cómo sacan a los perros? ¿Por sexo, tamaño, edad? ¿Alguien los vigila? ¿Qué ocurre si surge una pelea?.

Algunos centros hasta tienen recintos más pequeños dónde sacan a los perros conflictivos.

Entérate bien de cómo va a ser la agenda de tu perro.

El contacto con otros congéneres y con humanos es muy importante ya que el aislamiento es la segunda causa de depresión en perros en residencias caninas.

Vigilancia – Pregunta si hay vigilancia permanente: alguna persona que esté presente por la noche o cámaras de vigilancia.

Las residencias caninas más avanzadas suelen tener webcams en las que el dueño puede ver a su perro a través de internet, con un acceso privado, bien en un ordenador, en un móvil o iPhone y comprobar cómo está.

Es el personal del centro que cuidará y vigilará para que no le pase nada a tu perro por eso es importante que la atención del personal de la residencia sea más que correcta. Pregunta cuantas personas trabajan ahí, si tienen conocimientos y experiencia con perros, si es posibles saludarlos, etc.

Cuidados sanitarios – Pregunta qué pasaría si tu perro (esperemos que no) se pone enfermo. ¿Quién lo cuidaría?, ¿Qué veterinario lo atendería?, etc.

Comprueba la actitud de los perros alojados en el momento de tu visita. ¿Están contentos, activos, juegan? ¿O están apático y decaídos?

El precio – no podemos darte ninguna orientación en este sentido ya que varían demasiado de provincia a provincia. Lo único que te aconsejamos es preguntar precios en varias residencias de tu zona y desconfiar si el precio que te han dado es demasiado bajo en comparación con las otras.

Después de todas estas preguntas debería tener una bastante buena idea de la calidad de la residencia canina y podrás tomar la decisión de si le conviene o no a tu perro.

Ahora que has escogido la residencia donde quieres dejar a tu perro qué otras cosa deberías saber…

  • Reserva con antelación la estancia, las mejores residencias están muy solicitadas.
  • Recuerda que tu mascota debe tener la cartilla en regla. El propietario de la residencia te exigirá la cartilla sanitaria del perro para asegurarse que cumple las pautas reglamentarias de vacunación y la desparasitación interna y externa. Si no lo hace será una razón suficiente de descartar esa residencia ya que queras que te aseguren que los otros perros con los que tu perro esté en contacto estén convenientemente vacunados y desparasitados.
  • Informa a los responsables de todos los cuidados adicionales que necesite tu perro, ya sean de tipo médico o alimenticio. Para más seguridad escríbelos en una hoja que podrás entregar en la clínica para que no haya errores.
  • Deja un teléfono de contacto donde los cuidadores puedan localizarte en cualquier momento. Si cuentas con un familiar o un amigo que pueda acudir a la residencia en caso de emergencia facilitarles también su teléfono.
  • Ayuda a los cuidadores a comprender mejor a tu perro. Habla de su carácter y de sus puntos débiles: si puede salir a pasear con otros perros de su mismo sexo, si obedece, si es juguetón, si tienen la costumbre de comer lo que encuentra.

Para hacer la estancia de tu perro más agradable

  • Puedes dejar un cojín o una prenda con tu olor para que la depositen en la jaula que ocupe tu perro. Este reconocerá tu olor y este lo tranquilizará en gran medida.
  • Puedes ponerle un collar impregnados con feromona tranquilizadora canina, llamada D.A.P., que pueden ayudar a tu perro a sobrellevar este periodo estresante de su vida de la mejor manera posible.

Esta feromona es emitida por las perras cuando tienen cachorros para tranquilizar a sus crías pero perros de todas las edades responden a ella. Al ser una feromona no es un medicamento ni crea adicción. Lo único que hace es calmar a los perros, los hace sentirse a gusto y relajados. Hacen frente a las nuestras experiencias e impresiones de una manera más positiva.

Si tu perro nunca ha estado en una residencia lo ideal es que empiece por una primera estancia corta de un fin de semana. No menos de 2 o 3 días sino no le dará tiempo a adaptarse. Necesita este tiempo para que la experiencia pueda coger un tinte positivo para él.

Si te ha ido bien con una residencia se fiel a ella ya que cuanto más veces le lleves al mismo sitio más familiar será el terreno para tu perro y menos le costará adaptarse. Una señal que probara lo bien que han cuidado del perro será el estado de su boca y uñas al recogerlo.

Fuente: www.i-perros.com

El estres en los Perros

El estres y ansiedad separación en perros

Cómo puedo conocer y tratar el estres en los perros Ya está. Como siempre. Perro nuevo en la residencia canina, o en casa, si eres cuidador de perros, y lo de siempre. Comienza a jadear, no para de dar vueltas, se muerde la cola… ¿Y qué haces? Llamar a los dueños, no… evidentemente… Sacarle a hacer ejercicio… ¿más? Mirar para otro lado, ¿cómo? Sé que es una situación complicada. En muchos casos, el estrés de los perros no es sencillo de manejar. Sufren con el cambio de residencia, de personas, de entorno en general. Y realmente hay pocas cosas que se puedan hacer a nivel conductual. Hoy te presento una herramienta más que puedes incorporar a tu quehacer diario. Ya se …

Ver másEl estres en los Perros

Viajar con mi perro

Buscar lugares donde viajar con tu Perro El verano está a la vuelta de la esquina y seguro que estás empezando a planificar las vacaciones con tu familia y tu mascota, esto implica una búsqueda de lugares y destinos que sean «Pet Friendly», o lo que es lo mismo, lugares en España donde viajar con tu perro o gato y que puedas ir tranquilamente con tu mascota para disfrutar de tu periodo de descanso. Lugares en España que aceptan mascotas Ya son muchos los lugares que admiten a tu mascota, aunque es muy conveniente que realices un rastreo de estos lugares en el entorno del lugar de tus vacaciones para tener esta circunstancia más controlada. Para poder viajar con perro y que no te …

Ver másViajar con mi perro

Qué raza de perro elegir según su tipo de pelo

razas segun pelo

¿Te has parado a pensar en el tipo de pelo ideal que debería tener tu cachorro antes de adquirirlo? y una segunda cuestión muy importante que seguramente no te planteas al comprar o adquirir un cachorro… ¿Influye en la cantidad y calidad del pelo de mi perro su origen, a quién o dónde lo compro? En este artículo no entraré a fondo en el número de razas por tipo de pelo (razas de pelo largo y semilargo, pelo duro, pelo corto, pelo rizado, pelo muy corto o raso, incluso razas sin pelo, estas serían los principales tipos de manto o pelo), tan sólo quiero centrarme en su más importante, su pelo o capa, la incidencia que tiene en su bienestar y si …

Ver másQué raza de perro elegir según su tipo de pelo

¿El ajo es bueno o malo para los perros?

ajo para perros

Mitos y realidades sobre el ajo y los perros Uno de nuestros lectores preguntó lo siguiente «¿El ajo es bueno o malo para los perros?«, el debate sobre si es bueno o malo para los animales continúa. Así que echemos un vistazo a los argumentos a favor y en contra del ajo. El ajo y los perros tienen una larga relación. El ajo es una de las medicinas más antiguas del mundo. Ha estado en uso como hierba medicinal desde hace casi 5.000 años. Muchas culturas a través del tiempo se han basado en el ajo por sus propiedades curativas. El ajo es venerado por su propiedades antifúngicas y antibacterianas. También ayuda al cuerpo a construir los glóbulos blancos de la sangre, actuando como un medio …

Ver más¿El ajo es bueno o malo para los perros?

Parvovirus canino: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento

¿Qué es el Parvovirus o Parvovirosis canina? Parvo, también conocido como parvovirus canino es excepcionalmente contagioso y extremadamente mortal. Parvo es especialmente letal en los cachorros ya que su sistema inmunológico es aún prematuro. Manifestándose en 1978, el parvovirus es una enfermedad relativamente nueva muy similar al moquillo felino, que aparece en la naturaleza para ser prácticamente idéntico llevando a muchos a sospechar una mutación. Aunque esta teoría no ha sido probada, el virus es igual de mortal. Parvo es un género de la familia de virus Parvoviridae y son algunos de los virus más pequeños que se encuentran en la naturaleza. Parvoviridae solamente son conocidos por infectar a los animales, desde los perros a los gatos e incluso ratones. …

Ver másParvovirus canino: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento

Consejos para propietarios de gatos

Consejos para los propietarios de gatos La llegada al hogar de un gato supone una gran responsabilidad y entender sus características felinas, es un animal salvaje en un ámbito doméstico. Entender el comportamiento de los gatos (instinto de caza, necesidad de investigar los lugares, tranquilidad, etc), es muy importante para lograr disfrutar de nuestro gato y que nos adaptemos a su vida y carácter. En este artículo os invitamos a conocer brevemente  algunas de sus necesidades…   Consejos para propietarios de gatos con el fin de dar pautas de manejo en los temas más importantes que hacen a la salud y convivencia con un gato. Estos consejos son de orden general y deberán ser complementados con indicaciones más específicas brindadas …

Ver másConsejos para propietarios de gatos

Dudas frecuentes sobre perros

La calidad de los alimentos secos del mercado.

Este tipo de alimentos y como lo dice su propio nombre, sí están elaborados en forma correcta, no hay que agregarles nada, porque tienen un balance adecuado de proteínas, hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Su elaboración se realiza por cocción que garantiza un desdoblamiento ideal de hidratos de carbono y evita la aparición de diarreas provocada por fermentación de cereales.
Los alimentos balanceados de buena calidad conocidos como premium, tienen un balance ideal de sus ingredientes, siendo éstos la clave principal, y lo calificado de los mismos es dado por una proteína animal de alta calidad como carne de pollo, huevo entero seco, harina de subproductos de pollo; que significa músculos fuertes y bien desarrollados, pelo denso y lustroso. Grasa animal de alta calidad como grasa de pollo; reponiendo las reservas vitales de energía. Hidratos de carbono altamente digeribles como maíz molido y harina de arroz, que le dan una mayor energía y fibra en cantidad exacta como pulpa de remolacha ayuda a una digestión adecuada, con heces pequeñas y firmes. Por ej. : un animal de 35 a 45 kg. ingerirá una cantidad de 350 a 400 gramos por día, con un menor residuo porque el aprovechamiento es máximo debido a la calidad de los ingredientes.
Los alimentos balanceados de calidad intermedia son aquellos donde la calidad de los ingredientes se conservan en cierta manera, pero se le agrega proteína vegetal para abaratar el costo, utilizándose la harina de soja que tiene una digestibilidad menor debido a que el canino es de ascendencia carnívora, por consiguiente será mas difícil la digestión de esta proteína vegetal, traduciéndose en una mayor ingesta de alimento con un aumento relativo del tamaño de las heces, de todas maneras los animales se alimentan de forma adecuada, pero si son alérgicos a la soja, traerá aparejado problemas dermatológicos para aquellos animales sensibles a patologías de la piel. Un animal de 35 a 45 kg. ingerirá de 500 a 600 gramos por día.
Los alimentos balanceados de regular calidad son los más baratos, los perros se alimentan igual, pero aquellos que son sensibles a patologías del aparato digestivo y piel relacionado con la alimentación, tendrán problemas. Los ingredientes que se utilizan son de bajo costo en el caso de las proteínas: Harina de soja, harina de sangre, harina de pescado, harina de carne. Las grasas son de origen vacuno de menor calidad que la de pollo, los hidratos de carbono son similares y tiene agregados adecuados de vitaminas y minerales. Un animal de 35 a 45 kg. ingerirá de 800 a 1200 gramos por día que se traduce en un aumento y reblandecimiento considerable de las heces y la frecuencia de deposición.
Tener en cuenta que los alimentos Premium son lo mejor para nuestro amigo porque, por un lado estaremos en forma preventiva, evitando patologías relacionadas con la alimentación y además, tendrá un aspecto sano y fuerte, estos tipos de alimentos se consiguen solamente en Tiendas Especializadas y Clínicas Veterinarias con asesoramiento profesional.
 
Los alimentos demasiado baratos debemos sospechar de la calidad de sus ingredientes y nunca comprar alimento suelto, ya que al estar en contacto con el medio ambiente, pierden mucho de sus propiedades y también puede ser origen de barrido de bolsas rotas con las consecuencias desagradables para el aparato digestivo de nuestro perro.

Alimentos Premium para adultos.

Con la variedad de alimentos para perros nutricionalmente completo y balanceado que existen, proporcionar la dieta adecuada para el perro adulto normalmente activo es fácil.

Recuerde que los requerimientos nutricionales de los perros pueden variar a lo largo de sus vidas. Los perros normales y saludables que no estén en estado de preñez, amamantando o trabajando forzadamente tienen requerimientos relativamente bajos de mantenimiento. Por ejemplo, los perros domésticos adultos tienen una demanda inferior de energía que los cachorros en desarrollo y pueden tender a volverse obesos si son alimentados con una dieta de elevada energía.

Los perros adultos normalmente activos sin problemas de peso pueden alimentarse con una dieta comercial de buena calidad que sea nutricionalmente completa y balanceada para todas las etapas de la vida.

Cuando los perros normales y saludables de cualquier raza son alimentados con una dieta completa y balanceada de primera calidad, no se necesita ningún complemento alimenticio. Existen sólo dos momentos en los cuales la alimentación complementaria puede necesitarse:

  • Para corregir una deficiencia específica debido a la incapacidad de un perro de aprovechar el nivel normal de un alimento en particular.
  • Para estimular la ingesta de comida, especialmente durante períodos de mucho trabajo o cuando la hembra tiene una gestación y parto grande necesitando alimento extra para un elelvado nivel de producción de leche y para mantener buen estado físico.

En esas ocasiones el agregado de 10 a 20 % de carne en la dieta aumentará normalmente la ingesta de comida sin afectar el equilibrio nutricional de un alimento para perros comercial de buena calidad. Debe evitarse incluir huesos de aves, chuletas de cerdo, de cordero y lechón. Estos se pueden astillar y dañar el sistema intestinal.

Utilice las instrucciones del paquete como un método práctico para determinar qué cantidad dar de comer.
Alimente una vez al día, preferentemente a la misma hora. Generalmente la mejor hora para dar de comer es a la tarde ya que esto ayudará a mantener los perros tranquilos durante la noche. Si su perro es de raza grande o muy inquieto es recomendable alimentarlo dos veces al día. Si la obesidad no es un problema Ud. puede dejarle a su perro alimento seco disponible en todo momento.

Agua fresca en un recipiente limpio debe estar disponible para los animales en todo momento. El organismo del perro necesita agua para sus funciones metabólicas: digestión, excreción, transportar alimento, formar tejido, y ayudar a regular la temperatura del cuerpo.
Además de ingerir alimentos para perros completo y balanceado de primera calidad, un perro debe ser examinado regularmente por un Médico Veterinario incluyendo las vacunas (o refuerzos) para protegerlo de enfermedades caninas. También se lo debe mantener libre de parásitos externos e internos.

Con un buen cuidado y una alimentación adecuada, su perro puede ser un compañero activo y saludable por años.

Autor: MV Enrique L. Fernández De Vanna

Cómo cuidar al cachorro

La crianza de un cachorro con pedigrí o sin él comprende la alimentación, la correcta desparasitación, las vacunas necesarias, el adiestramiento y el desarrollo del carácter y las costumbres. Cuando el cachorro haya llegado felizmente a casa, haga que se ambiente acostumbrándolo desde un principio a realizar las necesidades fisiológicas. Puede asignarle un lugar fijo dentro de la casa, que desde entonces podrá ser suyo.

Durante el primero y segundo día no es conveniente darle demasiada comida, ya que, encontrándose todavía en fase de ambientación, no sentirá la necesidad de comer, sino querrá estar tranquilo (recordar que no es un juguete, es un ser vivo) para explorar su nuevo mundo. Este pequeño ayuno servirá además para facilitar que el perro se acostumbre a su dieta, ya que si tiene apetito comerá de todo.

Será conveniente hacer salir al cachorro después de cada comida, a fin de evitar que ensucie la casa y por la noche se hará lo mismo antes de acostarse. El perro aprenderá pronto.( En el caso de los gatitos es más fácil porque solitos prefieren las piedritas sanitarias), y después de pocas semanas comprenderán lo que quieren de él y no causará ninguna molestia.

El tiempo necesario para la completa educación de los instintos fisiológicos varía de un cachorro a otro, mientras algunos las comprenderán más rápidamente, con otros será necesario tener un poco de paciencia y comprensión. No recurra nunca al tonto castigo de refregarle la nariz en el lugar donde ha cometido la falta. Sería inútil y contraproducente. Repréndalo con la voz (NO ! ! !) cuando lo sorprenda en el hecho. Es inútil reprenderlo posteriormente. Generalmente, el cachorro hace sus necesidades después de comer, si luego de comer y tomar agua, empieza a olfatear el piso o a gemir nos está diciendo llévenme al baño!!, ese será el momento adecuado para llevarlo al lugar donde corresponde y si hace sus cosas ahí, decirle: muy bien !muy bien! y acariciarlo, luego aprenderá a ir solo o a pedir que le abran la puerta.

Recuerden que el cachorro no es despectivo ni desobediente, sino educable e instintivamente amante de la limpieza. Reduzca la ración de agua durante la noche.

Con respecto a la ubicación de la cucha (si duerme afuera), se debe buscar un lugar fijo donde no moleste ni sea molestado, con condiciones ambientales moderadas: ni frío ni caluroso y, sobre todo, que no esté expuesto a las corrientes de aire y humedad, lejos del lugar donde habitualmente come, porque de no ser así puede adquirir la mala costumbre de llevarse allí las mejores tajadas del plato para saborearlas con gusto, ensuciando así el lugar que le hemos destinado.
Este alojamiento debe contar con una colchoneta , la cual tendrá una funda para facilitar la limpieza. El relleno puede ser de viruta, goma pluma, etc. Si el animal se siente cómodo en su nuevo lugar no tardará en considerarlo de su propiedad y pasará en él largas horas jugando o durmiendo. No obstante no se debe obligar al perro a permanecer continuamente en su sitio porque se sentirá rechazado al no permitírsele disfrutar la compañía de su amo y de las personas que lo rodean, ya que el perro es un animal muy sociable.

La higiene del perro

Salud e higiene vienen de la mano y podemos asegurar que una correcta higiene garantizará una buena salud, consecuentemente también una vida mas larga y de mejor calidad.

En el perro la limpieza es primordial y comprende tres apartados diferenciados; el cepillado del manto, el baño y la limpieza de las diferentes partes del cuerpo (orejas, ojos, dientes, uñas). La periodicidad de estos cuidados varía en relacion a la raza y el tipo de manto.

Las razas de pelo largo deben cepillarse todos los días, mientras las de manto corto, puede ser una vez por semana. El cepillado tiene la función de eliminar los pelos muertos, además del polvo y otras suciedades. en los períodos de muda (otoño y primavera), la acumulación de pelo muerto puede ocasionar alergias, eczemas y otras dermatitis. Si el perro es pequeño debe acostumbrarse a cepillarlo sobre una mesa, si es grande, directamente en el suelo. el cepillado debe ser enérgico, desde la cabeza a la cola, siempre en el mismo sentido, y luego continúe por los costados, finalizando por las patas. Las razas de pelo largo (como los afganos, coolies, etc.) generalmente es preciso desenredar.

El Baño: Jabones. Existen productos para la limpieza del perro en seco, polvos y espumas. Esto se usa cuando el animal esta enfermo o esta en pleno periodo de inmunización. La frecuencia con estos productos dependerá de que viva dentro de la casa o en su casilla del jardín. (las frecuencias deben repetirse si el animal habita dentro de nuestra casa). Con respecto a los champús, hay una amplia gama de productos, unos son cosméticos (embellecedores), otros anti seborreicos para pieles grasas, otros incluyen savia desenredante, y otros son medicamentados. Solicite asesoramiento con su veterinario de confianza. Lo que debemos evitar es el uso de champús y jabones destinados para uso humano.

Limpieza de orejas, ojos y dientes: Será necesario eliminar el pelo que obstruya el conducto auditivo, usándose pinzas de depilar. Debemos retirar el cerumen con ayuda de algodones. Nunca usar agua y jabón. Si el perro sacude con frecuencia la cabeza y el oído tenga mal olor, consulte inmediatamente al veterinario.
Una vez a la semana o cada 15 días, aconsejamos limpiar los ojos con suero fisiológico.

Retire las secreciones que se depositan en el reborde interno del ojo con ayuda de un algodón empapado en suero.
La acumulación de sarro, que recubre los molares y caninos, son el principal responsable del mal aliento del animal. Podemos limpiar semanalmente sus dientes cepillando abundantemente con agua y agua oxigenada. el alimento balanceado seco, ayuda a mantener limpia la boca del perro.

Mi perro come caca

HABITO DE INGESTION DE MATERIA FECAL: COPROFAGIA

Generalidades:

La coprofagia implica la ingestión de heces, esto puede ocurrir con las propias, de otros perros y/o de otras especies (gatos).

Naturalmente, el perro no encuentra contrariedad en el sabor de las heces, ni oposición natural a esta conducta que el hombre toma como antinatural, pues la coprofagia es considerada como un comportamiento natural en el perro, es importante saber que el contenido de la materia fecal no es todo residuo en ella encontramos (y su perro también) una importante cantidad de nutrientes remanentes de la fermentación del intestino grueso, ricos en enzimas y elementos semi-digeridos que aprovecha el perro y complementan la alimentación del mismo.

Síntomas y signos:
Hasta acá todo era bárbaro (le servía !) PERO ES IMPORTANTE saber que la ingestión de materia fecal cursa con síntomas característicos primarios y secundarios a esta extraña obsesión :
* Halitosis ( aliento fétido característico)
* Poliuria ( orina abundante)
* Polidipsia ( sed en exceso)
* Materia fecal poco formada, blanda con esteatorrea (presencia de grasa) y maloliente.
* Los afectados son muy flacos, aunque voraces y no engordan
* Gastroenteritis ( la inflamación del estómago y el intestino).

Etiología:

La coprofagia no es mala educación ni es enfermedad en si misma ya que es un mal hábito cuyo origen puede ser de múltiple etiología (causas):
* Nutricionales: La falta de nutrientes y micronutrientes esenciales -vitaminas y/o minerales- induce al perro hacia la coprofaga por deficiencias nutritivas
* Médicas: trastornos digestivos de asimilación: insuficiencia pancreática exócrina (es la causa médica más frecuente en Ovejero Alemán) y en menor medida secundaria a hiperadrenocorticismo, administración de corticoides exógenos, sindrome de malabsorción intestinal, parasitismo intestinal (coccidiosis), diabetes mellitus, hipertiroidismo, etc.
*Comportamentales: cachorros (pica), adultos : stress, aburrimiento, soledad, síndrome de privación de su libertad y en la depresión por abandono.

Diagnóstico:
Como hemos visto para determinar cual es la causa exacta de cada paciente el Médico Veterinario deberá realizar un diagnóstico diferencial .
Con la ayuda de métodos complementarios, en general es un coprológico que es un estudio de la materia fecal del canino para detectar cualitativa y cuantitativamente las trazas de grasas e hidratos de carbono, así como un eventual parasitismo (en ese caso es un coproparasitológico).
También se podrá pedir un análisis de laboratorio alternativo para diagnosticar enfermedades primarias que estén relacionadas con la coprofagia.

Tratamiento:
El veterinario evaluará cada caso en particular y su causa subyacente:
* Comportamiento: Mejorar las condiciones de vida en cuanto a la higiene del lugar, espacio, ejercicio y distracciones que puede ser otro perro joven y juguetón, una vez mejorado su ambiente de vida, puede intentarse:
* Eliminación rápida de sus heces, antes que el animal tenga acceso a ellas, administrar un premio alimenticio justo al defecar para incitar a que el animal espere dicha recompensa antes de comerse sus heces, colocar alguna sustancia aversiva sobre la materia fecal haciéndola desagradable al gusto (pimienta u otras sustancias picantes)
* Nutricionales: complementar con vitaminas y minerales, aunque no se corrige la patología original.
* Médicas: Cuando es un problema de insuficiencia pancreática exócrina se podrá intentar con un preparado enzimático que cubre la carencia de enzimas digestivas que padecen estos cánidos, los preparados constan de Glutamato sódico, Pancreatina, Tripsina, Quimiotripsina y excipiente, en general la mayoría se espolvorean en las comidas.

Pronóstico:
Según la causa, en general se puede llegar a corregir y revertir el cuadro.
Bibliografía
Autor: MV Adelaida A. Goldman

ELIMINACIÓN INADECUADA

(Cuando hace las necesidades en sitios inapropiados)

La falta de aprendizaje es la causa más frecuente de eliminación inadecuada en el perro.

Otras causas pueden ser:

  • en animales viejos, por pérdida de aprendizaje, incontinencia urinaria o fecal, por problemas neurológicos, etc.
  • por enfermedad es del sistema nervioso central (generalmente habrán síntoma s asociados).
  • por ansiedad por separación (que es una alteración del comportamiento en la que se observaría eliminación inadecuada únicamente cuando el animal se queda solo en casa).
  • puede ser una respuesta a la sumisión (se orina cuando el propietario u otra persona llega a la casa y lo saluda o toca) o por excitación.

Alrededor de las 3 semanas de edad, la mayoría de cachorros han empezado a eliminar lejos de su zona de descanso por iniciativa propia. A las 5 semanas de edad, él mismo escogerá una zona destinada a la eliminación i a las 9 semanas, dicha zona de eliminación será más concreta, más pequeña. La estrategia del adiestramiento doméstico tiene que aprovechar esta tendencia innata del perro a no eliminar en las zonas de descanso.

ADIESTRAMIENTO DOMÉSTICO

La mayoría de los perros son animales de compañía, por lo que es muy importante que sean adiestrados rápidamente.

El adiestramiento de recompensa es mucho más eficaz que el castigo. Al principio, los cachorros jóvenes se deben sacar al aire libre para eliminar con tanta frecuencia como resulte práctico (lo ideal sería cada hora mientras el cachorro está despierto). En poco tiempo el dueño aprenderá a predecir el tiempo en el que el cachorro necesita ser sacado y debe sacarlo después de comer, de beber, de jugar y de dormir.

El uso de la misma zona permite que los olores se acumulen y debe aumentar la probabilidad de que el cachorro vuelva a eliminar de nuevo allí. Tan pronto como el cachorro elimine en el lugar apropiado, se le debe premiar abundantemente o se le debe dar una pequeña recompensa de alimento .

Si el cachorro quiere jugar o entrar en casa, estas circunstancias deben usarse para premiar al perro tan pronto haya concluido la eliminación. No esperar a que el cachorro esté de nuevo en casa para darle un premio de comida, ya que esto le enseña que se le adelantan las recompensas por llegar a casa (y no por la eliminación).

Apareando una señal o una orden con cada eliminación, muchos perros aprenden el concepto de la eliminación por mandato. Idealmente, si el perro es vigilado, el dueño puede intuir o aprender a identificar los signo s que preceden a la eliminación (p.e. el animal olfatea, adopta una postura agazapada, se escabulle,…) y así, puede interrumpir al perro antes de que éste elimine y encaminarle al lugar apropiado (donde se le puede elogiar y premiar por lograrlo).De esta forma, no hará falta realizar un castigo.

No obstante, si el dueño ve al perro que elimina en un lugar inapropiado, se le debe interrumpir con un ¡no! severo.
Pero hay que recordar, que el castigo severo puede enseñar al perro a: -evitar la eliminación posterior en ese lugar, o -evitar la eliminación posterior en ese lugar cuando el dueño está presente, o -evitar la eliminación en presencia del dueño.

Sólo se debe pensar en el castigo si el dueño observa que el cachorro empieza a eliminar en casa. Una pistola de agua, la sacudida de una lata o un adiestrador audible…son preferibles a las técnicas físicas o incluso a las represiones verbales, ya que es menos probable que provoquen miedo del dueño. Además, si es posible que el dueño no esté vsible en el momento del castigo, el animal puede aprender a dejar de eliminar en la zona tanto si aquél está presente como si no lo está. Nunca debe usarse un castigo que provoque miedo al perro.

RESUMIENDO: – Enseñar al perro a dónde ir, recompensando la eliminación en el lugar apropiado. Tan pronto como elimine, darle una recompensa social (caricias,…) o de alimento .
– Usar una vía directa hacia una sola zona conveniente al aire libre. El olor y lugar pueden servir para estimular la eliminación posterior en el sitio oportuno. – Esperar a las señales previas a la eliminación tales como el olfateo, las vueltas en círculo y, cuando se observan, llevarlo al sitio correcto rápidamente.
– Siempre que no se pueda vigilar al cachorro de cerca, se debe encerrar.
– Al principio, se debe sacar al cachorro al aire libre con mucha frecuencia y sobretodo después de las comidas, después de beber, etc..Si el perro ya no es un cachorro, otro método consiste en sacarlo y no volver a casa hasta que haya hecho sus necesidades. En este caso, si vuelven a casa sin que lo haya hecho, se debe vigilarlo muy de cerca (atarlo a una cuerda para restringir sus movimientos, etc) y tan pronto como sea posible volver a la calle y no regresar hasta que lo haya hecho (y siempre recompensarlo)
– El único castigo permitido es una reprensión verbal ligeramente sobrecogedora durante el acto de eliminar en el sitio incorrecto. Evitar el castigo físico porqué puede aprender:” no hacerlo delante del dueño, per sí cuando él no esté”.
– Cualquier zona de la casa donde el animal haya eliminado debe ser limpiada perfectamente, intentando neutralizar su olor. El perro debe entender que recibirá recompensas valiosísimas siempre que elimine fuera de casa.
Fuente: Clínica Veterinaria Acsis
Autor: Dr. Josep Vallès

Obstrucción de las glándulas anales

En el perro, las glándulas anales (también llamadas bolsas anales) se localizan lateralmente y levemente hacia abajo del orificio anal, un conducto diminuto debajo de la piel lleva la secreción producida al exterior mediante un orificio al lado del ano.
Puede ocurrir impacción, infecciones y abscesos de las glándulas anales. La obstrucción en la salida de las secreciones puede ocurrir por varias razones: la estructura anatómica del animal, la densidad de las secreciones o heces demasiado blandas, cuando esto sucede el animal se sentará sobre sus cuartos traseros y se arrastrará en forma “de trineo” por el suelo, también los animales se pueden lamer el área anal en forma excesiva, inclusive algunas veces giran sobre si mismos y gritan por la molestia que tienen. Ocurre con más frecuencia en las razas de tamaño pequeño.

La solución es vaciarlas con una maniobra técnica que realiza el Médico Veterinario de fácil resolución, si no se soluciona rápidamente este problema, la impacción continúa produciendo una inflamación, infección y ruptura de la glándula con drenaje hacia el exterior, en este caso la patología es más compleja y necesita varios días de tratamiento o cirugía en algunos casos para solucionar el problema, por esta razón se sugiere llevar rápidamente a la consulta al animal cuando se observa ese comportamiento extraño de arrastrarse en el suelo en forma de “trineo”, para que el profesional produzca el vaciado de la glándula, evitando de esta manera una futura infección y un problema más serio.

Se sugiere para aquellos animales que padecen con frecuencia impacción de las glándulas anales, una dieta rica en fibras, la fibra aumenta el volumen de las heces, provocando más presión sobre las glándulas favoreciendo su vaciado cuando el animal defeca.

Existen algunas marcas comerciales de alimentos balanceados Premium ricos en fibras, también se puede complementar la dieta con productos a base de salvado, aunque no es una cura para este problema, será beneficioso en muchos animales y disminuirá o desaparecerá la impacción de las glándulas.

Bibliografía
Traducción y adaptación: MV Enrique L. Fernández De Vanna

Plan de vacunación

El plan de vacunación se comienza a los 45 días de vida del cachorro con la primera dosis de Parvovirus o Moquillo, según los casos y la época del año. En verano se recomienda vacunar primero contra parvovirus porque esta enfermedad se manifiesta con más frecuencia en el período estival y en invierno primero contra el moquillo, pero esto se modificará en cada caso en particular y por los antecedentes de enfermedades infecciosas que se hayan manifestado en otros animales en el lugar.

Si tus perros tienen dentro de su genética herencia de Rotweiller, Husky , Dobermann o Golden, debes colocar la primera dosis de parvovirus en lo posible antes de los 45 dias (la de bajo pasaje viene para administrar a partir los 30 días) y por lo menos un refuerzo más de parvovirosis sola, porque estas razas son muy susceptibles a esta enfermedad.

Si el cachorro presenta una parasitación importante se desparasitará en primer término, en este caso la edad de vacunación se extenderá a los 50-60 días con la segunda desparasitación, ya que cuando el cachorro se encuentra en este estado las defensas inmunológicas son muy bajas y el cachorro no forma la cantidad adecuada de anticuerpos con la aplicación de la vacuna.

Los cachorros ya nacen con los parásitos porque la madre se los ha transmitido a través de la placenta y luego con la leche en la lactancia, por eso es muy importante desparasitar a la futura madre antes del servicio de apareamiento.

El plan de vacunas consta de:

  • Tres (3) dosis de PARVOVIRUS con intervalo entre cada una de un mes. Sí en el lugar donde va habitar el cachorro, o anteriormente murió otro animal de parvovirus, se recomienda hacer un refuerzo a los 15 días. RECIEN LA TERCERA DOSIS DE VACUNA GARANTIZA INMUNIDAD, aunque con una dosis, si llegara a enfermar después de los 10 días de aplicada, puede salvarse, con dos dosis es muy raro que lo mate y con tres dosis no contrae nunca la enfermedad.
  • Dos(2) dosis de MOQUILLO/HEPATITIS/TOS DE LAS PERRERAS/LEPTOSPIROSIS con intervalos entre cada una de 1 mes. RECIEN LA SEGUNDA DOSIS GARANTIZA INMUNIDAD.
  • Una (1) dosis de RABIA a los 5-6 meses de edad.

Luego hay que repetir anualmente la vacuna QUINTUPLE (PARVOVIRUS/MOQUILLO/HEPATITIS/PARAINFLUENZA/LEPTOSPIROSIS) y RABIA.

Se DESPARASITA con cada vacunación porque además de eliminar los parásitos, el antiparasitario estimula las defensas y ayuda a que la vacuna produzca un mejor efecto inmunizante.

Luego de terminado el plan de vacunación se DESPARASITA en forma periódica cada 3 MESESy con cada revacunación.

Bibliografía
Autores: MV Enrique L. Fernández
MV Adelaida A. Goldman

Enteritis viral canina o parvovirus

Como indica su nombre en latín el parvovirus es un virus muy pequeño responsable de la conocida y tan temida enfermedad llamada Parvo virosis.
La Parvo virosis afecta caninos jóvenes a partir de las 6 semanas al perder la inmunidad maternal, es infrecuente en animales adultos porque ya están inmunizados por vacunación o infecciones subclínicas.

El período de incubación aproximado es de 5 días.
La fuente de contaminación es la materia fecal de los animales que han contraído la infección. Puede haber gran cantidad de virus en las heces fecales de los animales que sufren la enfermedad. El virus es resistente bajo condiciones climáticas extremas y puede sobrevivir durante largos periodos, pero es sensible al hipoclorito de sodio (lavandina) por lo que se recomienda la desinfección como tratamiento ambiental en caniles, fondos de perreras y territorios infectados.

El parvovirus no es contagioso al hombre ni otras especies de animales domésticos.
La presentación mas frecuente es la digestiva produciendo una gastroenteritis hemorrágica viral , el virus infecta las células intestinales (los enterocitos) y se replica produciendo necrosis y muerte celular, mecanismo responsable la sintomatología.

Los síntomas mas frecuentes están citados por orden cronológico de presentación:

  • Decaimiento y depresión (primeros días)
  • Anorexia (perdida del apetito)
  • Fiebre (entre 40 y 41 C)
  • Vómitos (espumosos, como clara de huevo batida)
  • Diarrea con sangre
  • Deshidratación ( debido al vómito y la diarrea)

Los cachorritos mas pequeños son los que más sufren de shock y muerte que puede sobrevenir en cuestión de días después de haberse declarado la enfermedad. Esta enfermedad tiene una alta morbilidad y mortalidad, con tratamiento los índices de mortalidad se reducen notablemente.

El veterinario puede dar su diagnóstico inicial basándose en los signos clínicos, pero solo después de haber tomado en consideración las demás causas que pudiese provocar el vomito y la diarrea (diagnóstico diferencial), muchas veces es necesario confirmar el diagnóstico mediante test de laboratorio.

La enfermedad es de incubación rápida y de curso agudo, o sea que el virus mata al animal en los primeros diez días, si no lo hace, el cachorro forma defensas inmunológicas y destruye el virus. Si el cachorro a partir del momento que realiza la primera deposición con sangre, sobrevive 7 días es muy probable que sobreviva, siendo muy críticos los 4 primeros días que es cuando, generalmente, se produce el desenlace fatal, si al cuarto día el cachorro deja de vomitar, camina, empieza a mover la cola, hay esperanzas de que se salve, pero es una enfermedad muy grave que nunca se sabe ciertamente que va a pasar en esos diez días.

Otra forma de parvovirus mucho menos frecuente es la inflamación del corazón (miocarditis). Esta presentación ocurre sin sintomatología digestiva y la infección viral ocurre en las células musculares del corazón (miocardio), afecta animales muy jóvenes (semanas), y es una causa de muerte súbita , los cachorros que sobreviven pueden quedar con algún defecto cardíaco permanente.

Al igual que en casi todas las infecciones víricas no hay tratamientos específicos todos son sintomáticos , consiste principalmente en combatir los síntomas por ejemplo revertir la deshidratación, reponiendo los líquidos y electrolitos perdidos (ej. suero: Ringer lactato) , controlando mediante medicación apropiada los vómitos y la diarrea y evitando las infecciones secundarias con la administración de antibióticos.

Se recomienda prevenir la enfermedad con las respectivas vacunas que se aplican en el cachorro a partir de los 45 días de vida y llevar el plan sanitario al día.

Bibliografía
Autores: MV Enrique L. Fernández De Vanna
MV Adelaida A. Goldman